hagamos posible lo imposible

Escribo mi dolor mediante palabras, sangro cada frase.

buscadores de la felicidad

.

.
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Tal vez es que he pensado demasiado, y que cuando pienso mucho mi cabeza se cansa y entro en un estado de ánimo extremista, en el que desgraciadamente odio todo, o por lo contrario lo adoro. Aún no he logrado descifrar cual es real. He estado pensando en las cosas que me gustan de la vida, y he llegado a la conclusión de que soy rara. No me gusta el amor, ni las caricias, ni las flores ni las ñoñadas absurdas. Me gusta escribir en el vaho del espejo, me gusta mirar mis pies cuando atraviesan una montaña de hojas secas, tocar el arena caliente, los hoyuelos de la gente, me gusta las vibraciones que siente mi cuerpo cuando la música está alta, cuando está tan alta que no puedo escuchar lo que pienso, me gusta mojar los pies en agua caliente y después en fría, las manchas de café y las cosas que transmiten recuerdos. Me gusta hacer dibujos con el azúcar y oler a té. He decidido arrugar los papeles para que parezcan usados, como si una vida hubiese pasado por ellos, me gusta que las cosas estén usadas. Tal vez es que soy demasiado simple, que me gustan las cosas más corrientes por eso me siento tan débil, tan simple, tan oscura.
Sigo esperando esa llegada, más dolorosa que la partida. Pero el dolor a veces alivia. Algo que se pudre puede evitar que se marchite algo más importante, y a qué nos referimos con más importante ¿Al corazón? ¿Al estúpido órgano que se congela cuando algo va mal? ¿Que se acelera para avisarme de que estoy sintiendo? Supongo que cuando se ama, esa persona es tu corazón, pues está intermináblemente protegido. Sé que mis huesos no son muy fuertes, pero es lo único que tengo para protegerte, suponiendo que tú seas mi corazón, dispuesta a romperme todas las costillas y sentir ese dolor aliviador que te protege de la destrucción. Lo daré todo por ti, cada músculo, cada célula y cada hueso que te rodea, porque sé que en mis manos todo es un absoluto desastre, pero si pongo todo mi esfuerzo en destruir todo lo que no te pertenece, tan vez salgamos a flote. No creas que te amo sólo te protejo por puro egoísmo, pues si tú caes, yo haré todo lo posible por caer.
Seguía siendo la misma, la misma chica, con el pelo largo, las uñas pintadas de color negro descascarilladas de tanto morderlas, seguía siendo nerviosa e inquieta, seguía hablando cuando no tenía que hablar y callando nunca. Pero en cambio no me sentía la misma, me sentía como si me hubiera tragado cientos de flores y en la ausencia de ellas en la naturaleza, todas las mariposas hubieran entrado en mi estómago y estuvieran bailando al son de la música de mi cabeza. Supongo que las flores habían llegado a través de sus labios y que los temblores de mi piel habían llegado a través de sus manos pasadas por mis mejillas. Científicamente, soy la misma, pues no hay un cambio visible en mi cuerpo, si no nombramos mi estúpida sonrisa y mis mejillas enrojecidas. No le encuentro ninguna explicación a que salga el vaho del frío de mi boca, y en cambio mi corazón parece que va a quemar todos mis órganos no trastocados. Definitivamente, el mundo se ha vuelto loco.
Supongo que llegué a este mundo llorando,  porque habría escuchado rumores de lo doloroso que es vivir, tal vez en el sitio en el que estaba se reían de nosotros, de las bases de la tierra, de lo tontos que somos porque aún no sabemos nuestro comienzo, no tenemos conocimiento alguno de lo que somos en realidad. Tal vez, en el lugar donde estaba antes de nacer sepan la respuestas a todas nuestras preguntas que no podemos contestar, tal vez sepan el secreto para no destruirnos los nos a los otros. La cuestión es que somos sumamente ignorantes. El ser humano es egoísta, somos avariciosos. Tal vez las personas que ayudan a causas perdidas, donan dinero a los necesitados o compran comida a los mendigos se sientan generosos y nada egoístas, pues están totalmente equivocados. Actúan de ese modo por el ansia del buen sentimiento que produce ayudar a otros, sentimiento para ti, un sentimiento que supera el valor económico, a si que no se crean bondadosos porque esa palabra no debería existir. Tal vez me digan, que hay personas que sufren para que otras estén bien, estoy totalmente de acuerdo, pero nunca han pensado que el sentimiento de recompensa supera al dolor anterior. La verdad yo no me siento generosa, ni buena. Ayudo a mis amigos a superar sus problemas, vale, pero no es más que otro sentimiento egoísta, les ayudo por que si ellos están mal siento un gran dolor, unido a la empatía que me produce mal estar, si ellos sufren, yo sufriré al verlos sufrir. Ayudarlos a superar sus problemas no es mas que un deseo por sentirme contagiada de su felicidad.
Somos destructivos, tanto que cuando no somos capaces de destruir a nadie nos destruimos a nosotros
mismos.

lunes, 4 de marzo de 2013

Yo, contra el mundo.

Malditas emociones que no te dejan hablar, se apoderan de tu garganta y te hacen callar, con inmensos nudos, que se deshacen con llantos. Odio llorar, odio que me vean llorar, me siento débil, no quiero ser débil, quiero tragarme las lágrimas y vencer al dolor, pero últimamente no logro conseguirlo, cuanto más lo intento menos resultados optengo, pero hay una cura, un leve sonido que hace que todo se vea un poco mejor, como si estuviera en el suelo y cinco manos tiraran de mí para levantarme, como si me abrieran los ojos y aprendiera a soñar, tantas noches viendo un manto negro en mis pensamientos, hasta que algo ocurrió, largo camino en un coche, una extraña música captaba mi atención, pregunto sobre la canción, pues no la había escuchado jamás, un título demasiado largo, al día siguiente, decido escucharla en mi casa, salían cinco chicos en una playa, recapacitemos ese momento: Un precioso chico con el pelo largo sale al comienzo de la canción, le continua uno con el pelo demasiado rizado, dios, la mirada del morenito, mi atención la capta ahora un chico rubio, con la sonrisa torcida, preciosas comisuras, el quinto chico tiene los ojos azules, y es precioso. Desde ese momento, un extraño sentimiento recorre mis venas hasta el día de hoy, mis sueños se convirtieron en una preciosa creación de mis pensamientos.
Ellos, me han echo fuerte, mucho más fuerte de lo que era antes, me han salvado, en abundantes instantes, los defectos se apoderan de mí, solo dejándome ver las imperfecciones de mi cara, pero tan solo con una simple canción, esos pensamientos han desaparecido.
Llegamos a un punto, en que muchas personas creen que soy tonta, infantil, o inmadura, pero a mí, no me importa, llámame niña por soñar, por sonreir, porque cuando los defectos vuelven, y los espejos se vuelven contra mí, cuando en el día solo ha ido de mal en peor, cuando eso pasa, solo hay una única manera de hacerme sonreir, bastante efectiva, el sonido de sus risas en mis oídos provoca un inmenso estado de felicidad incapaz de conseguir con cualquier estúpida droga. Una simple canción abre las comisuras de mis labios y hace brillar mis ojos. Tengo tanto que agradecerles, que aunque escriba tremendas cartas, nunca seré capaz de pronunciar tantos "Gracias" pero si unos de los más importantes para mí:
Gracias por hacerme feliz

domingo, 3 de marzo de 2013

I live very well

Soy perfecta, pues dios, estoy viva, soy el simple ejemplo de la infinita juventud, del estallo de la risa, y de vivir a mi manera. Las rubias con ojos azules son un estereotipo, pues en mi corazón no laten cabellos rubios, y por mis venas no corren ojos, cualquier persona que tenga sangre en las venas es una perfecta creación de este mundo, sangre limpia, sin productos tóxicos que marchitan otras almas, sin que por sus venas corran el impulso de soltar palabras dañinas por ese medio de comunicación llamado "boca".
Todos nacemos perfectos, en ese mismo instante en el que nos dan vida y nuestro corazón empieza a latir, somos ni más ni menos, unos indicios de la perfección, aunque puedes conservarlo o no. Las risas perfectas no son ningún síntoma de unos labios rojos, ni de unos dientes perfectamente alineados y blancos, la risa se mide por la longitud de las comisuras, pues cuanto más larga, más feliz, mas preciosa, se mide en los ojos, pero no en el color, en la expresión de los ojos, en las palabras que quiere gritar al mundo, y en la perfección que se encuentra en el interior de las personas.


Una sonrisa torcida era la razón de hacerme sonreir.

jueves, 28 de febrero de 2013



Tengo cientos de pensamientos en la cabeza, buenos, y malos, tristes y felices, pues las cosas cambian, los cambios dan miedo, pero si algo cambia, es a mejor, o por lo menos a sí lo veo. "Febrero con F de felicidad" acaba, y la felicidad tampoco es que halla estado presente, pero tampoco ausente, más bién se encontraba en el limbo, como flotando en las nubes, ni en un lado ni en otro. Aunque lo que si a traido febrero, es frío, y parece que el frío ha congelado algún que otro cerebro, cerebros sin importancia para mí, pero que escupen palabras por la boca que son difíciles de soportar, más bien imposibles, y que señores, hay que controlar las palabras y no "escupir" lo primero que se te pase por la cabeza, porque somos personas, sabemos pensar, bueno, la verdad, parece que no todos sabemos pensar, pero las personas "cibilizadas" si lo hacemos, a si que ¿Por qué no intentarlo? Es fácil, si tenemos una frase en la mente, solo hay que seguir estos pasos:
-Repasarla en tu cabeza.
-Comprobar si es cooerente.
-Pensar las consecuencias que tiene decirla.
-Pensar si puede afectar a la otra persona.
-Volver a repasarla.
Si haces todos estos pasos y sigues siendo ese "ser vomitador" y molesto, o 1-Eres una zorra o 2-Eres tonta del culo. Y las zorras están echas para ir solas y tontos hay muy pocos.

lunes, 17 de septiembre de 2012

taken

¿Quien te crees que eres? ¿Quien te crees que soy? ¿enserio piensas que no me debo esto a mi misma? pues lo siento peor esta vez la piedra no se encuentra en el camino, la quite para no volver a tropezar, es extraño como todo ocurre, como sin darte cuenta olvidas a esa persona que a controlado tus estados de ánimos durante un gran tiempo, como cuando lo olvidas intenta controlarlos otra vez, poder volver a ser como antes, y que yo vuelva a caerme, y ¿Quien se ha creído que es? yo tengo la cabeza bastante alta como para volver atrás

lunes, 10 de septiembre de 2012

jodida sonrisa

Dios, como me cuesta mirarlo, cuando mis ojos se encuentran con los suyos se crea un intenso pulso en mi cabeza, intento quitar la mirada, pero algo me impide hacerlo, entonces, me doy cuenta de que mi corazón va mil por hora, esta a punto de salir de mi pecho, quiero hablarle, quiero abrazarle, pero me resulta imposible, las palabras no salen de mi boca, no se que es lo que me esta pasando, joder, su sonrisa, esa jodida sonrisa, es la mejor sensación del mundo, ver que sonríe.
Que voy a hacer lo que haga falta para conseguirlo, rendirse no está en mis opciones.
Solo me hace falta verlo, y lo intentare y no pararé hasta que lo consiga, pero con este chico es distinto, no sueño con el, ya que no puedo dormir por su culpa, me tiene toda la noche en vela rondando por mi cabeza, pensando en su jodida sonrisa una y otra vez, deseando volver al verle y aunque si esta cerca no respiro, no me importa, porque sacaré las fuerzas de donde sea que esté mi fuerza y por fin volveremos a estar como antes.

sábado, 8 de septiembre de 2012

More than this

Cuándo él abra sus brazos y te abrace esta noche, no se sentirá bien, porque puedo amarte mas que esto, cuándo el te recueste, moriré por dentro, porque puedo amarte más que esto.
Si fuera más ruidoso ¿me verías? Te acostarías en mis brazos y ¿me rescatarías? porque somos lo mismo, me salvas y al irte a vuelto de nuevo.
Luego te veo en la calle, en sus brazos, me debilito, mi cuerpo cae estoy de rodillas, rezando.
Nunca he tenido palabras para decírtelo, pero ahora te estoy pidiendo que te quedes solo por un momento en mis brazos y cuando cierres tus ojos esta noche, rezaré para que veas la luz que brilla en las estrellas desde arriba.