hagamos posible lo imposible

Escribo mi dolor mediante palabras, sangro cada frase.

buscadores de la felicidad

.

.
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Sigo esperando esa llegada, más dolorosa que la partida. Pero el dolor a veces alivia. Algo que se pudre puede evitar que se marchite algo más importante, y a qué nos referimos con más importante ¿Al corazón? ¿Al estúpido órgano que se congela cuando algo va mal? ¿Que se acelera para avisarme de que estoy sintiendo? Supongo que cuando se ama, esa persona es tu corazón, pues está intermináblemente protegido. Sé que mis huesos no son muy fuertes, pero es lo único que tengo para protegerte, suponiendo que tú seas mi corazón, dispuesta a romperme todas las costillas y sentir ese dolor aliviador que te protege de la destrucción. Lo daré todo por ti, cada músculo, cada célula y cada hueso que te rodea, porque sé que en mis manos todo es un absoluto desastre, pero si pongo todo mi esfuerzo en destruir todo lo que no te pertenece, tan vez salgamos a flote. No creas que te amo sólo te protejo por puro egoísmo, pues si tú caes, yo haré todo lo posible por caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario